26 jul. 2011

¿CÓMO HACER CRECER TU EMPRESA?

¿Qué empresa no está buscando crecer, expandirse, conquistar nuevos mercados? La respuesta es simple, todo negocio nace con la intensión de desarrollarse y con el paso del tiempo posicionarse en el mercado, pero sin duda alguna para que esto suceda existe un largo camino que debe ser andado a paso firme y sobre bases sólidas. En ese camino invariablemente te enfrentaras a varios retos y desafíos que con tus habilidades podrás ir venciendo, es por ello que en la estrategia de ésta semana, te digo en tres pasos ¿Cómo hacer crecer tu empresa?

El primer paso consiste en tener bien claros los objetivos, saber exactamente a qué punto quieres dirigirte, definir puntualmente en que deseas convertir a tu empresa. Imaginémoslo como un barco, cuando sabemos cuál es el destino trazamos una ruta y somos consistentes en ella hasta llegar al punto deseado, pero si vamos a la deriva terminaremos por naufragar, así que si deseas crecer como negocio, lo primero que debes definir es a dónde quieres llegar, es como la vida, si no sabes que quieres, jamás podrás conseguirlo.

Plasma tus objetivos por escrito y establece un tiempo especifico para lograrlo, pero no se vale ser poco realista en el planteamiento de los mismos, ya que trazarlos desde una perspectiva irreal solo conseguirá frustrarte y una pérdida de dinero para el negocio. Te recomiendo partir de una análisis de la situación actual, que te permita saber con qué medios, recursos y capacidades cuentas, para entonces sí, establecer hasta donde quieres llegar en un plazo razonable.

Pero un objetivo sin plan, más que objetivo es tan solo un deseo, debes conocer que actividades llevar a cabo para efectivamente conseguirlo, y ello se traduce a lo que en negocios llamamos, un plan de acción, que no es más que el conjunto de metas cuyo alcance concatenado dará como resultado el logro de los objetivos de la empresa, esta fase, constituye el paso dos de nuestra estrategia.

Es importante no confundir una meta con un objetivo, mientras que el objetivo es cualitativo y representa una visión global de lo que la empresa quiere ser, la meta es un aspecto cuantitativo de cuyo logro dependerá que los objetivos planeados se alcancen. Por ejemplo, si el objetivo es convertirnos en el principal vendedor de carne de la ciudad en un plazo de 2 años, la meta sería que cada mes aumentaran un 5% las ventas con respecto al mes anterior. Así que no olvides definir que metas habrás de ir alcanzando hasta conseguir el objetivo final y plasmarlas en un plan de acción.

Por último, ya que tenemos concretamente cuales son nuestros objetivos y las metas que nos ayudaran a alcanzarlos, es tiempo de formalizar todo este proceso, y eso nos lleva al paso 3 de ésta estrategia, la elaboración de un plan de crecimiento empresarial, dicho documento será la columna vertebral en tu periodo de expansión, debe incluir un análisis del entorno y de tu situación actual, obviamente tus objetivos y metas, acompañados de estrategias especificas para alcanzar cada uno, así como la misión, visión y valores de tu empresa, sin dejar de lado el aspecto financiero, es decir un presupuesto de cuanto te costará crecer y que resultados esperas ir obteniendo.

Recuerda dar seguimiento al logro de tus metas y en que tiempos las estas logrando, estos últimos dos aspectos serán tus indicadores de desempeño para valorar tu avance en el plan, ahora ya lo sabes el contar con un plan de crecimiento te permite viajar con rumbo fijo y estratégico hasta convertirte en la empresa que sueñas ser.

ALFREDO COBOS.

No hay comentarios: